El perro más caro del mundo

Se suele decir que el perro es el mejor amigo del hombre y que quien tiene un amigo tiene un tesoro. Quien dude de esta afirmación popular puede ir a preguntarle al propietario de este Mastín Tibetano, por el que desembolsó más de un millón de euros hace un año, cuando apenas era un cachorro de 90 kilos y casi un metro de altura.

El perro más caro del mundo es un fabuloso ejemplar de Mastín tibetano, raza también conocida como ‘Do-khyi’. Esta clase de animal era utilizada en la antigüedad por los pastores del Himalaya para vigilar el ganado y por los ejércitos asirios como perro de guerra. Aparece mencionado en los escritos de Aristóteles y Marco Polo como una raza de extraordinaria fuerza y nobleza.

Este majestuoso ejemplar, de pelaje rojizo e imponente presencia, es hoy propiedad de un acaudalado magnate del carbón afincado en el norte de China que, entre otras cosas, puede presumir de contar con la compañía y la lealtad de la mascota más cara del mundo.

Precio: más de 1.000.000 de euros