El Range Rover Supercharged es el coche más caro del mundo y al mirar sus características técnicas no es de extrañar que sea únicamente apto para bolsillos adinerados, pues es evidente que la marca Range Rover ha concentrado en él todo su saber hacer y años de experiencia en el sector.

land-rover-range-rover-supercharged-05

 

Un viaje en el Range Rover Supercharged puede resultar una experiencia única gracias a su capacidad para penetrar en casi cualquier lugar: playa, montaña, terreno pedregoso,…ningún espacio está prohibido para esta maravilla de la automoción. Gracias a su versatilidad, su firmeza y su seguridad, conquista cualquier espacio. Pero es que además es elegante, dinámico y tiene grandes posibilidad a la hora de personalizarlo.

Un buen amante del motor se sentiría conquistado con sus exquisitos detalles de diseño como las llantas de 20 pulgadas de aleación de cromo, la imponente rejilla de ventilación o su estructura regia pero atractiva. Entrando en aspectos técnicos, los más expertos podrían llegar a considerarlo como inmejorable al comprobar su capacidad de ponerse de 0 a 100km/h en 7.6 segundos o la ferocidad de su espectacular motor de 4.2 litros. El propulsor es de aluminio, con un cilindro de 8 en V con 4 válvulas por cilindro y tiene frenos Brembo de disco delantero y suspensión neumática revisada.

El precio tampoco se queda atrás, pues una versión básica de este vehículo puede suponer un desembolso de 89.000 euros. Ahí es nada.