El helado más caro del mundo

Los amantes del lujo y del chocolate tienen una cita ineludible con el placer en el restaurante Serendipity 3, en el número 225 de la East 60th Street de Nueva York. En este famoso establecimiento se sirve, desde hace tres años, el postre más caro del mundo.

Se trata del “Frrozen haute chocolate” un exquisito helado que ha surgido de la colaboración entre la prestigiosa joyería neoyorkina Euphoria y los chefs de dicho restaurante. En la elaboración de este suculento manjar se emplean 28 clases de cacao, procedentes de 14 países diferentes y cinco gramos de oro comestible de 23 quilates. Por si fuera poco, el helado se sirve en una copa de oro y diamantes y está cubierto por unas virutas del chocolate más caro del mundo, conocido como “La Madeleine au Truffe”, de la bombonería Knipschildt en South Norwalk, Connecticut.

El “Frrozen haute chocolate” es una delicatessen solo apta para los paladares más exigentes en la que su creador, Stephen Bruce, ha sabido mezclar a la perfección el placer del chocolate más exquisito con deleite del lujo más extremo.

Precio: 25.000 dólares