Ya sea porque nuestra casa sea pequeña, porque somos adictos a guardar cosas por las dudas o simplemente porque nos agradan y no queremos desprendernos de ellas, debemos buscar la manera de que nos entre todo y que además quede cómodo y estético.

Es cuestión de saber aprovechar todos los espacios de la casa y de cómo acomodar para ganar hasta el último centímetro. Por ello, a continuación cinco trucos que pueden ser muy útiles para el caso:

Muebles multifuncionales: Hoy en día, es muy fácil encontrar muebles que puedan cumplir más de una función, pues, somos muchos los que buscamos practicidad. Tenemos por ejemplo los juegos de muebles típicos de adolescentes en el que en una misma pared encontramos la litera, el escritorio, estantes y un baúl. Otro clásico es el de la mesa de centro que utilizamos en las cocinas que abriendo sus dos alas, la aprovechamos para cenar ahí mismo entre semana, evitando también desacomodar el comedor.

Muebles rebatibles: En este caso, es mucho el espacio que podemos llegar a ahorrar. Tomemos el ejemplo de un niño con un cuarto pequeño y que está en la edad en la que necesitan espacio para esparcir sus juguetes y vivir una película con ellos, es el caso ideal para comprarles una cama rebatible. También en la cocina podemos utilizar una mesa rebatible de las que se prenden a la pared, excelente para tres personas. O bien, los muebles en los que se introducen las tablas de planchar con las que no se ganan mucho espacio pero sí son muy cómodos a la hora de guardarlos. Además dentro del mueble, pueden colocarse los útiles para planchar.

Rincones: Los rincones son ideales para colocar bibliotecas o rinconeras, en el que no sólo podrás poner tus libros o cd sino adornos como velas, inciensos o flores.

Muebles esquineros: Especialmente el sofá como la rinconera ratan, pudiendo encontrar una gran variedad de colores y tamaños. El que pueda ir en un rincón evita desperdiciar el espacio que suele haber alrededor de los sofás. El ratan es un material que permite la producción de muebles muy variados en cuanto a dimensiones y fácil de limpiar. Además, su color claro da la sensación de

Ventanas y espejo: En este caso no ganamos ni ahorramos nada pero sí nos brinda el efecto de mayores dimensiones. En cuanto a las ventanas no significa que tengamos que hacer una agujero para ello, sino colocar un cuadro con el dibujo de una ventana, como el famoso cuadro de Salvador Dalí.