El reinado del Bugatti Veyron como coche más caro del mundo ha durado poco menos de dos años. Desde que éste fuera presenta do en el Peeble Beach Concours d’Elegance, allá por agosto de 2010, ningún otro automóvil había salido al mercado por un precio superior. Sin embargo, era solo cuestión de tiempo que alguna de las marcas fabricantes de coches de lujo diesen la campanada con un sonado lanzamiento. Y vaya si lo han hecho.

Los ingenieros del Dailmer Chrysler, con la ayuda dela marca de neumáticos Fulda y los diseñadores de Stola, han dado a luz al Maybach Exelero. Una imponente máquina donde el lujo y la deportividad se combinan a la perfección para dar lugar al nuevo coche más caro del mundo. El Maybach Exelero es un automóvil incapaz de pasar inadvertido, debido a su diseño clásico y elegante a la vez que agresivo y futurista, pero sobre todo debido a sus casi seis metros de largo.

Su gigantesco motor V12, con 700 cv de potencia, es capaz de poner esta máquina a una velocidad punta de 350 km/h y su interior está diseñado con todo lujo de detalles y materiales de primerísima calidad.

Su precio de mercado, 7,8 millones de euros, con los cuales se podrían haber comprado casi todos los ejemplares de la primera tirada del Bugatti Veyron.

Precio: 7,8 millones de euros

Anteriormente el coche más caro del mundo era el Bugatti Veyron. Con sus 1000 cv de potencia, es capaz de superar los 400 km por hora, acelerando de 0 a 100 en apenas 2,5 segundos. El secreto de su asombrosa estabilidad se esconde en el diseño vanguardista de su aerodinámica. La pieza clave de la carrocería inteligente del Veyron es el espectacular alerón trasero que se despliega al superar los 220 km/h y comprime la suspensión para garantizar una adherencia total. Este coche es una joya sobre cuatro ruedas.

2012_04_19_bugatti_veyron

 

Precio: 1.500.000 €

Y si nos remontamos en el tiempo estaba el Maybach 62, con nada más y nada menos que 6,2 metros de longitud,  cumple y excede todas sus expectativas. Un motor V12 de 5.5 litros tiene potencia más que suficiente para que nuestro chófer pueda llevarnos a cualquier lugar en un tiempo récord, para no malgastar ni un solo segundo de la vida.

El coche más caro del mundo

Los asientos traseros del coche más caro del mundo cuentan con calefacción, aire acondicionado y un sistema de reclinación total. Por si fuese poco, su comodidad llega tal extremo que convierte a estos asientos en el masajista ideal para cualquier trayecto de larga duración. El coche más caro del mundo tiene un techo de cristal panorámico fantástico y con solo pulsar un botón, se oscurece para aportar un ambiente de privacidad en la cabina perfecto para ver una película en la pantalla plana de televisión que incluye el vehículo. No se trata de un cine en casa sino de un cine de lujo sobre ruedas.

Podríamos seguir porque, lo crea usted o no, el coche más caro del mundo se puede personalizar en más de dos millones de formas diferentes, con lo que su precio puede aumentar tanto como se quiera. .

Maybach 62

Precio estimado: 298,900 libras.