Cerca de la ciudad de Ginebra se erige un castillo donde se concentra la élite. Se trata del Castillo de Le Rosey, que además es un prestigioso colegio.

Hijos de magnates, descendientes adinerados, príncipes, condes, duques,…es la fauna que reina en el lugar desde que fuera fundado en 1880. Y allí no entienden de crisis porque, a pesar de que el  precio de la matrícula asciende año tras año, la demanda para hacerse con una plaza en Le Rosey se multiplica exponencialmente.

La admisión “sólo” cuesta 103.000 $ y el precio de la matrícula en 2012 se cifraba en 133.000 $. Este año la cifra ha aumentado en 20.000 $ pero el número de personas que quieren acceder ha crecido también.

13658Le Rosey 04_3

Tal es el éxito que en Le Rosey se han planteado abrir un nuevo campus que acogería a 100 nuevos docentes y 450 nuevos alumnos en 18 edificios.

Si aún te sorprendes por esta fiebre continua por ser parte del colegio más caro del mundo, no te extrañará nada después de leer la larga lista de personalidades que han estado allí: el Rey Juan Carlos I, Julian Casasblancas (Líder de The Strokes e hijo del dueño de la agencia de modelos Elite), Rainiero de Mónaco o Dodi Al-Fayed.

Como detalle curioso, Le Rosey fue citado en “American Psycho”, uno de los libros más irreverentes de Bret Easton Ellis.