La compañía Rémy Martin es una destilería con mucha historia, y responsable de algunos de los coñacs de más calidad que se fabrican en la actualidad. No en balde llevan más de 300 años en el empeño de convertir su marca en sinónimo de coñac con mayúsculas.

Rémy Martin es un símbolo de pasión y paciencia, poniendo en cada uno de los procesos de elaboración y añejado de sus destilados exclusivos, lo mejor de la tradición y la experiencia de sus maestros artesanos, que durante décadas han sabido rodear a la marca del prestigio y reconocimiento con el que cuenta en la actualidad. Es una de las marcas preferidas por políticos y artistas desde hace muchos años. Por ejemplo, Winston Churchill celebró su victoria electoral con Luis XIII en 1951.

El coñac Louis XIII de Remy Martin está elaborado con uvas de la región francesa de Grande Champagne y es el coñac más sofisticado en la actualidad. Es un coupage de destilados que tienen más de 100 años de antigüedad, y es añejado en barricas igual de viejas en un sótano reservado solo para esta elaboración. Es el coñac de Elton John, Christian Dior o Wiston Churchill, un coñac que cuesta más de 1700 euros la botella, o más… ya que recientemente la portavoz de la compañía, Joelle Jezequel, ha anunciado una versión limitada de este caro licor pensada para los coleccionistas. Es el mismo producto, pero envasado en una botella de edición limitada – solo 786 botellas – numerada y con un diseño exclusivo realizado en cristal ahumado por el fabricante Baccarat.

Este coñac ‘Perla Negra‘ se vende al precio de 7.000 euros la botella, convirtiéndose – Libro Guiness de los Records, mediante – en el coñac más caro del mundo, por el momento.

Precio: 7.000 €