La polémica está servida cuando se trata de ponerle precio a la música. Muchas son las voces que defienden el libre intercambio de contenidos musicales a través de Internet, mientras que las discográficas y las asociaciones de creadores se quejan de que la lucha contra la piratería es insuficiente.

Sin embargo, y al margen de toda esta controversia, cuando un auténtico melómano encuentra una de esas piezas únicas de coleccionista, sabe que es muy probable que tenga que rascarse el bolsillo. El disco más caro del mundo es un LP de acetato negro que contiene la versión original de la primera maqueta de The Velvet Underground & Nico, que fue grabada por Andy Warhol en su fábrica de Nueva York en 1966.

La maqueta había permanecido desaparecida hasta que el coleccionista Warren Hill la encontró en un mercadillo del barrio neoyorquino de Chelsea allá por el año 2002. El dueño del puesto, ignorando lo que tenía en su poder, le vendió a Hill por 75 centavos este disco de aluminio laminado en acetato. En el frontal, una pegatina de cobre con unas inscripciones en las que se distingue ‘Velvet Underground’, junto con la fecha de grabación del 25 de abril de 1966 y el nombre del experto musical Norman Dolph, quien ayudó a Warhol en la grabación a cambio de uno de sus cuadros.

Una vez que el verdadero valor del disco fue descubierto, Warren Hill buscó la ayuda de un vendedor de discos de Portland para sacar a la venta esta pieza única, que contiene la grabación original del que, para muchos, fue el disco que cambió la historia de la música. The Velvet Underground & Nico Original ’66, se convirtió en el disco más caro del mundo tras alcanzar los 155 mil dólares en una subasta a través de eBay.

Precio: 155.401 dólares