La elegancia y la feminidad se esconden en detalles como este delicado pintalabios envuelto en un estuche 110 gramos de oro de 18 quilates. Los afortunados labios que ensalcen su belleza con este intenso carmesí brillarán a la luz de los 199 diamantes engarzados en el estuche exterior del pintalabios más caro del mundo.

Este diseño creado por Herve Van der Straeten junto con el famoso experto del maquillaje, Olivier Echaudemaison, está pensado para crear una atmósfera de misterio y sensualidad, elegancia y precisión, exclusividad y, por supuesto, belleza.

Su dorada funda genera la curiosidad de quienes la contemplan, abriéndose solo para dejar que un rojo pasional envuelva los labios de su envidiada dueña. El Kiss Kiss Gold and Diamonds es una joya efímera de la que cada pincelada supera los 100 euros.

Este pintalabios se guarda en un suave y sugerente estuche de cuero negro, acompañado por un pincel de absoluta precisión, capaz de dibujar unos labios perfectos, sedosos e infinitamente deseables.

Precio: 40.000 euros.