El cuerpo humano tiene memoria. El estrés y la presión producidos por un ritmo de vida vertiginoso se acumulan en puntos específicos de nuestra anatomía pasando inadvertidos hasta que llega el punto en el que el organismo nos pide parar. Llega entonces el momento de tomarnos un descanso, para que tanto el cuerpo como el espíritu recuperen el equilibrio que necesitan.

Para ello, no hay nada mejor que una buena sesión terapéutica en alguno de los Spa más lujosos y exclusivos, como el Soneva Gili & Six Senses en Las Maldivas, el Spa más caro del mundo. Este hotel de ensueño, que se encuentra flotando sobre las cristalinas aguas turquesa del océano Índico, tiene el privilegio de haber sido nombrada mejor Villa Resort & Spa en los ‘World Travel Awards’ de 2011.

Las 44 hermosas suites del Spa más caro del mundo destacan curiosamente por su sencillez. En estas habitaciones al aire libre y con vistas al océano no hay nada que distraiga a la mente del profundo estado de relajación en el que se ve sumergida desde que comienza el tratamiento.

Entre la gran variedad de prácticas relajantes que se ofrecen en el Soneva Gili, destaca el masaje The Soul of Six Senses, una sesión de 90 minutos en la que dos masajistas se emplean a fondo en un tratamiento corporal y facial simultáneo.

Precio: 1.415 dólares por noche