Es una de las bebidas más consumidas del mundo, sus variantes son de lo más creativas: de frutas, de colores, con leche,… por eso es comprensible que el vodka más caro del mundo provoque cuanto menos curiosidad.

Es solo apto para millonarios y su propio nombre lo indica, “Vodka Billionare”. La botella de 5 litros cuesta 3,75 millones de euros. ¿Por qué este precio desorbitado? El Grupo Leon Verres Luxury, especialista en productos y objetos de lujo, justifica la cantidad por su cuidado proceso de elaboración que, por supuesto, limita la producción a muy pocas unidades. El Vodka más caro del mundo

La botella también cuenta, pues está decorada con 3.000 diamantes auténticos y cubierta con pieles que le dan un aspecto de lo más extravagante y tentador.

Si pudieras comprar el vodka más caro del mundo, ¿te lo beberías?