Todos conocemos el dicho popular que dice Cuanto más tienes, más quieres. También os sonará que No es más rico el que más tiene sino el que menos necesita. Pues bien, queremos hablaros del primer caso. Aquellas personas que no quedan satisfechas a pesar de poseer multitud de propiedades, barcos o un buen montón de ceros en su cuenta bancaria.

De la importancia que le damos al dinero depende muchas veces la calidad de nuestras vidas. Muchas veces ocurre que cuanto más tenemos una cosa, menos la deseamos, pero esto no pasa con el dinero ya que siempre nos parece poco.

Esto está directamente relacionado con el trabajo, ya que el dinero que se gana trabajando es mucho más apreciado que el dinero regalado o ganado a través de un sorteo de lotería por ejemplo.

dollar

10 señales que indican que eres adicto al dinero

    1. No disfrutas de tus éxitos porque cuando consigues algo ya estás pensando en lo siguiente.

    2. Vives por encima de tus posibilidades.

    3. Te preocupa mucho tu futuro aunque ahora te vaya muy bien.

    4. Te rodeas de gente que tiene más que tú.

    5. Para ti es peor no tener dinero que no tener pareja.

    6. Revisas cada día tus cuentas bancarias y te recreas mirando las cifras.

    7. El dinero ocupa la mayor parte de tus pensamientos.

    8. Si no tienes dinero tiras de la tarjeta de crédito.

    9. Prefieres dar un regalo caro que un abrazo

    10. No te interesan las actividades que no generan beneficios económicos.

      ¿Te sientes identificado con más de cinco? Entonces puede que seas adicto al dinero.

El síndrome del poder the-last-shirt

Algunas enfermedades son tan comunes que pasan desapercibidas. Es el caso del síndrome del poder o la adicción al dinero. Pero lo cierto es que la adicción al dinero es igual de grave como cualquier otra adicción, según su mayor o menor grado, pero si no se trata puede llegar a ser hasta peligrosa.

¿Por qué puede ser peligrosa la adicción al dinero? El ansia por tener más dinero puede llegar a cegar tanto como el mono a las drogas o al tabaco. Alguien que realmente está enganchado al dinero puede llegar a robar, a estafar, mentir y corromper con tal de conseguir su objetivo.

También hay que puntualizar que si bien el adicto a las drogas se hace daño a él mismo, el adicto al dinero puede llegar a dañar a terceros por falta de escrúpulos, pero esta adicción hoy en día muy difícilmente se diagnostica.

 

Por tanto, revisa todos estos puntos y analízalo en privado. No está mal recrearse y sentirse satisfecho con lo que ganamos pero no hay que cruzar la línea… Y tampoco está de más de vez en cuando hacer alguna buena acción por los que menos tienen. Todo tiene cura y estamos seguros de que tú sabrás cómo solucionarlo.