Wiston Churchill, Marilyn Monroe, Oprah Winfrey o Madonna. Muy pocos afortunados han sido los que han podido dormir en la cama más cara del mundo.

Fabricada por la marca Savoir, el modelo No.1 es el que preside la Suite Real del conocidísimo Hotel Savoy de Londres, que seguramente recordarás por ser en el que Julia Roberts y Hugh Grants vivieron aventuras y desventuras en la película Notting Hill.

La cama más cara del mundo

Pero hablemos de este lecho de proporciones espectaculares. El No.1 de Savoir mide 2,10 m de ancho por 2,10 m de largo. Puedes personalizar sus medios y materiales: las patas (de caoba, aluminio o acebo); el colchón es de lana de cordero y rizado de cola de caballo y la capa exterior es de pura cachemira. ¡Ah! Y por si fuera poco, el marco de los muelles es de madera de haya.

Si quieres hacerte con un modelo de esta cama, estás de suerte, porque puede encargarse para domicilios particulares por 66.000 € (52.675 libras). Y por si el presupuesto fuera más limitado, el modelo No.2 cuesta 29.700 €; el No.3 16.700 € y el No.4 10.560 €.