Es como una cama balinesa pero para usarla y disfrutarla en el mar. Se llama Sea Cabana y es una colchoneta molona diseñada por la firma neoyorquina ParrLuxe. Cosas de ricos.

El invento tiene cinco metros de longitud por tres de anchura, se infla en menos de 15 minutos y tiene capacidad para dieciséis personas muy pudientes. Fabricada en fibra de carbono, es extremadamente segura aunque sus pasajeros estén navegando con oleaje.

Además, para que nadie sufra los rigores del sol, tiene un toldo donde resguardarse y disfrutar de un  delicioso cóctel mientras se navega. También dispone de una escalerilla con peldaños de teca para acceder fácilmente a un estupendo baño en mar abierto.

 

El diseñador y productor de cine, Stuart Parr, tuvo la idea de crear esta colchoneta de postín tras realizar una travesía en un yate de lujo por las costas de Italia. Entonces al también productor de la película 8 millas protagonizada por el rapero Eminem se le encendió la bombillita: “Los invitados tenían que subir varias plantas para tomar el sol y más tarde debían bajarlas para nadar en alta mar. Decidí resolver este problema para que la gente pueda disfrutar del mar con comodidad y estilo”.

 

En algunos modelos no solo se puede disfrutar de la compañía mientras se navega sino que al incluir una pequeña piscina, los invitados pueden bañarse sin bajar hasta el mar. Una red de varios metros colocada en el fondo protege a sus ocupantes del contacto con medusas u otras especies marinas que puedan resultar peligrosas.

 

La exclusiva colchoneta Sea Cabana cuesta 28.000 euros (35.000 dólares, como cada cual haga sus cálculos) y aunque no ha arrancado todo lo bien que pensaban, ya tiene clientes de Nueva York y de la isla griega Itaca.

 

Precio: 28.000 euros.

Fuente:http://nauta360.expansion.com/2012/08/10/de_costa_a_costa/1344558713.html