Una de las últimas luces que vemos por la noche puede tener más importancia para algunas personas de lo que en principio pudiera parecer. La lámpara de mesa más cara del mundo cuesta más de un millón de dólares.

Se trata de una pieza realizada por Tiffany Studios, de 67’6 cm de alto y 46’1 cm de diámetro que destaca por su belleza gracias al vidrio emplomado y el bronce patinado que la caracterizan.

La lámpara de mesa más cara del mundo

Esta lámpara en cuestión fue parte de la colección de la señora Finnegan y está fechada en 1902. Gracias a su antigüedad y a que en su base está impresa la leyenda “Tiffany Studios/New yrok/346‘ se convierte en uno de los objetos más codiciados para los coleccionistas de este tipo de objetos, que no son pocos.

Una muestra del poder que tiene la lámpara es cómo se desarrolló la subasta en Sotheby’s de Nueva York en 2010. El valor inicial de la pieza era de 400.000 $ a 600.000 $ y acabo adjudicándose a su ahora afortunado dueño por un valor de 1.202.500 €. Impresionante.