La Dodge Tomahawk es uno de los vehículos sobre ruedas más rápidos y costosos del mundo. Su diseño aerodinámico futurista y su motor V10 de 8,3 litros y 500 cv de potencia, permiten que esta imponente máquina alcance una velocidad de 675 km/h, que es la misma velocidad a la que viajan los misiles que le dan su nombre. Para hacernos una idea, esta moto es tan potente que no puede ser homologada en ningún país del mundo, por lo que su conducción está restringida a los circuitos privados.

Los ingenieros de la firma americana de automóviles Dodge pusieron todo su talento en el diseño de este atrevido e innovador vehículo. Entre otras prestaciones, la Tomahawk está dotada con un motor construido íntegramente en aluminio, que respira a través de los cuerpos de acelerador de doble barril instalados en la parte delantera. Además, cuenta con un sistema doble de rotores para la frenada y una óptica de iluminación entre las ruedas delanteras.

Una auténtica pieza de coleccionista solo accesible para los fanáticos del motor más acaudalados, dado que tan sólo se fabricaron diez unidades con un precio de salida de 500.000 dólares. Hoy en día, esta genuina escultura sobre ruedas sigue exhibiéndose en los salones automovilísticos más importantes del mundo, colocada sobre una plataforma especial, fuera del alcance de la mayor parte del público.

Precio: 500.000 dólares