Los paladares más golosos saben que el chocolate es uno de los alimentos que mayor placer puede aportar a nuestros sentidos. Tanto es así, que el chocolate llega a suponer para muchos un deleite superior que es capaz de sustituir a cualquier otro placer.

Sin embargo, existen tantas variedades de este suculento alimento que muchas veces resulta complicado elegir y es por eso que desde este blog queremos orientar a los paladares más exigentes en la difícil tarea de seleccionar un chocolate que esté a la altura de sus anhelos más exclusivos.

Y es que los amantes del chocolate más afortunados no se contentan con menos que con la trufa más cara del mundo. La denominada ‘Madeline au Truffe’, creada por el artesano chocolatero Fritz Knipschildt, es con toda seguridad la pieza de chocolate más cara y deliciosa del mundo, debido a que una sola unidad cuesta alrededor de 230 euros.

Este delicado y exquisito bocado se elabora de manera totalmente artesanal a partir de chocolate Valrhona negro, crema de leche y aceite de trufa, una deliciosa cobertura que alberga en su interior una trufa del Perigord. Su exclusividad es tal que solo se fabrica por encargo y tiene una caducidad de siete días.

Precio: 230 euros la unidad