¿Recuerdas esa sensación que experimentaste por primera vez en el patio del colegio cuando apareciste con aquel juguete que nadie más tenía? Nadie puede negar que esa sensación engancha. Y como adultos, todavía nos diferencia de la multitud poseer un producto único.

Estas posesiones normalmente van asociadas a yates, coches de lujo e incluso islas, pero hay algunos “juguetes” menos conocidos e igualmente caros que hasta los más ricos desconocen. Poner las zarpas sobre uno de estos juguetes puede hacerte resaltar.

En El más caro del mundo hemos hecho una selección de juguetes de élite. El tipo de cosas que ni siquiera habías soñado cuando tenías 7 u 8 años, hasta que las ves y te das cuenta de que tu vida estaría incompleta sin ellas.

Estos son algunos de los juguetes más caros para adultos:

  1.  Submarino para 5 personas – 2.500.000 €
    Este sumergible para cinco personas puede descender a profundidades de hasta 200 metros, lo que significa que es capaz de acceder a los naufragios, los arrecifes y las especies submarinas más profundas. Todos los exploradores estaréis instalados en una esfera de presión acrílica de 99 cm de espesor, lo que permite mantener conversaciones bajo el agua (a diferencia del equipo de buceo). Sus dos propulsores horizontales proporcionan control de popa, delantero y direccional, así como una velocidad máxima sumergida de casi 46 km/h. Los dos bancos de batería de litio permiten hasta ocho horas de exploración submarina continua. Básicamente, si eres rico y tienes fantasías infantiles de encontrar tesoros perdidos, este es el juguete que quieres para después del trabajo. Hay también una versión de dos personas disponible ¡a un precio de ganga 2,000,000 € ! de Hammacher Schlemmer.
  2. El Helipedal – 380.000 €            Este vehículo de dos asientos se convierte de motocicleta de tres ruedas a un helicóptero en tan solo 10 minutos. Cuenta con 233 cv y con un motor de cuatro cilindros, este arte puede alcanzar un máximo de 180 km/h en el aire o en la tierra. Sí, eso es correcto, puedes volar por el aire a más de 100 km/h en esta bestia. Por el suelo, el vehículo va de 0-60 km/h en menos de ocho segundos con la agilidad de una motocicleta. Fue diseñado para navegar a bajas altitudes (por debajo de los 1.200 m), pero sólo requiere una pista de despegue de 165 metros. El tanque de 102 litros ofrece una gama de vuelo de 354 km y 1200 km en la carretera.
  3. El auténtico batmovil (1966) – 200.000 €                   Este coche cuesta un año hacerlo debido a la exactitud necesitada en asemejarlo al Batmobile original. La réplica de carretera consta de un chasis Lincoln con 430 caballos de fuerza, un motor del cajón del modelo 383, y una transmisión automática del monstruo TH350. Un tanque de propano orientado hacia atrás crea el mismo efecto de postcombustión que el coche original, aunque no tiene las baterías atómicas o turbinas para la velocidad. Hay un Batphone incorporado, así como interruptores eléctricos para abrir el tronco y la capilla.
  4. Flying Hovercraft – 180.000 € Este aerodeslizador épico se desliza sobre la tierra y el agua, pero también se eleva en el aire hasta 112 km/ h. El motor de gas gemelo refrigerado por líquido de 130 caballos de fuerza es inyectado con combustible, ayudando a impulsar la hélice de empuje de madera y carbón de metro y medio al aire. Un ventilador de elevación de 1.100 rpm y 86 cm la falda de nylon recubierta de vinilo para ayudar a esta bestia a volar por encima del suelo.El Flying Hovercraft puede alcanzar un 30% de inclinación sobre el barro, la arena, el pantano, el césped y la nieve. El aerodeslizador es perfecto para los amantes de el Lagarto Juancho y Cocodrilo Dundee, ese espíritu aventurero que nunca se pierde.
  5. La orca submarino – 100.000 €Este juguete impresionante es una embarcación de dos personas que reproduce una Orca en aspecto y características. El piloto y el pasajero están protegidos por un dosel de acrílico de 100 cm de espesor, permitiendo la inmersión en un cabina. Los controles del submarino son iguales que los de un avión con dos palancas para decidir la inmersión, hidroplanear, y saltar. Sí, sí, con un pull-back en la palanca de control de este bebé ¡puedes saltar hasta 5 metros fuera del agua! Sobre el agua la velocidad que alcanza son los 80 km, y bajo el agua puedes navegar hasta los 40 km/h bajo el agua. El snorkel integrado asegura el suministro de aire al motor hasta una profundidad de 1,5 m. El tablero incluye todos los parámetros regulares, incluyendo un velocímetro, tacómetro, medidores de presión de aire y motor, y una pantalla de vídeo LCD. El juguete ideal para los fans de Liberad a Willy y Tiburón.