Lo que originalmente fue una prenda popular para los trabajadores americanos, se ha convertido en parte de la moda actual e incluso símbolo de estatus. La popularidad de los pantalones vaqueros de diseño se confirma a partir de la década de 2000. Los pantalones vaqueros caros empezaron a ponerse de moda con marcas como Jeans APO, Paper Denim & Cloth, Chip & Pepper o True Religion. Estamos hablando de modelos de pantalones vaqueros que pueden costar unos 200 US$ o más, por unidad.

Algunos modelos de vaqueros de la marca Gucci, que aparecen en el libro Guinness de los Récords, alcanzan precios por encima de los 3.000 US$. En la revista Forbes se mostró también un modelo con incrustaciones de cristales de Swarovski que se vendió por la friolera de 10.000 US$. Por su lado, Levi Strauss vende unos pantalones vaqueros a través de su página web en eBay, nada más y nada menos que por 46.530 US$. Sin embargo, el modelo más caro de esta marca es un ejemplar de Levis 501, fabricado en la década de 1880, y que fue adquirido por un coleccionista japonés por 60.000 dólares americanos.

Pero ninguno de estos es el modelo de pantalón vaquero más caro del mundo. La línea Trashed Denim de la marca Dussault Apparel, de vaqueros de lujo, bate todos los records. Se confeccionan a mano utilizando un proceso especial que, mediante 13 lavados sucesivos y otros tantos teñidos entre cada uno de ellos, consigue añadir profundidad a la prenda. Además de ello, los vaqueros Trashed Denim están adornados con 16 rubíes de un quilate, 26 rubíes y 8 diamantes de 0,05 quilates y cerca de un kilogramo de oro blanco de 18 quilates.

Los vaqueros Trashed Denim de Dussault pueden comprarse (es un decir) en sus tiendas de Los Ángeles o Nueva York por 250.000 US$. No incluye cinturón.

Precio: 250.000 US$